Debilidades en la entrevista laboral

blog_manus4
Clima Laboral Saludable
22/02/2016
blog_manus6
Conectando los Objetivos Organizacionales con las Personas
03/03/2016

Debilidades en la entrevista laboral

blog_manus5

Debilidades en la entrevista laboral: ¿Que preguntar? y ¿cómo responder?

En los procesos de selección los candidatos deben ser considerados como un todo, es decir además de su experiencia laboral, entran a jugar habilidades, conocimientos y todo un bagaje que permite entender si hay o no una alineación o ajuste con el perfil del cargo buscado. Nosotros los psicólogos nos valemos de diversas herramientas para lograr conocer a los candidatos de la manera en que el cliente nos ha pedido conocerlo.

Una de las herramientas principales en este proceso, y desde mi opinión la más valiosa, es la entrevista; es el momento para conocer al candidato frente a frente en una conversación un poco inquisidora, pero que bien manejada puede lograr mucha información valiosa para el evaluador, el proceso de selección e incluso para el mismo candidato. En este rol es importante considerar que frente a nosotros tenemos una persona de carne y hueso, que naturalmente puede ponerse nervioso por el estrés natural del ser observado y evaluado; y que así como tiene fortalezas, cualidades y aspectos positivos; también tiene el otro lado de la moneda.

En un contexto de evaluación suele ser clave preguntar por las debilidades que considera el candidato/a tener, en mi caso lo que busco al llegar a este punto de la entrevista es encontrar indicadores que den cuenta de la capacidad de toma de conciencia, niveles de autocrítica y autoevaluación que muestren procesos de aprendizajes de experiencias previas del candidato/a, lo que finalmente denota la madurez y habla de fortalezas más que de debilidades en el candidato/a.

Sin embargo las personas han aprendido a “mentir” en esta parte de la entrevista porque el simple hecho de escuchar la palabra debilidad, da cuenta de algo no deseado, por lo que es natural que en un proceso donde espero que me elijan por mis características deseadas, acomodar un poco la verdad y decir lo menos malo; entonces tenemos respuestas de cajón como: “soy demasiado estructurado/perfeccionista/cuadrado”, “me gusta hacer las cosas bien”, “no me gusta la gente que trabaja mal”, entre otras.

Mi experiencia me ha permitido buscar otras alternativas a la típica pregunta que siempre genera las mismas respuestas, entonces he optado por preguntar desde una perspectiva más personal e íntima cosas como: ¿A lo largo de tu carrera profesional que cosas has identificado que te gustaría mejorar de ti mismo? ¿Cuáles crees que son tus oportunidades de mejora a nivel profesional? ¿Dentro de tu desempeño laboral que cosas has identificado que te cuesta más lograr? Y complemento separando lo profesional de lo personal, A nivel personal ¿Qué cosas te gustaría cambiar/hacer mejor/potenciar de ti mismo? Puedo decirles con toda certeza que este tipo de preguntas han generado respuestas que dan cuenta realmente de un individuo que identifica en sí mismo sus aspectos de mejora, generando respuestas mucho más coherentes y realistas.

La entrevista laboral es un espacio de evaluación, pero no es sinónimo de descalificación a los candidatos, por tanto podemos en el rol de evaluadores, modificar algunas preguntas que permitan un mejor acercamiento con nuestros candidatos. Finalmente a los candidatos les invito a realmente cuestionarse esos aspectos de mejora de manera sincera, las debilidades/oportunidades de mejora, dan cuenta de lo humano que somos e identificarlas en nosotros mismos es una excelente cualidad, evitar responder trivialmente esta pare de la entrevista y entregar respuestas más sinceras, reales y coherentes hará la diferencia.